• Acceder
  • No hay productos en el carrito.

Requerimientos nutricionales

Los requerimientos nutricionales son la cantidad mínima de calorías y de todos los nutrientes esenciales que el individuo necesita ingerir y absorber, para mantener un estado nutricional satisfactorio, conservar las funciones normales del cuerpo y prevenir la aparición de enfermedad.

Tipos de requerimiento nutricional:

  • Basal: es la cantidad de nutrientes que se considera necesaria para impedir un deterioro clínico de las funciones vitales. Se mantiene un adecuado nivel de crecimiento y reproducción, pero las reservas de los nutrientes en los tejidos, pueden ser escazas o nulas y aumentar el riesgo de carencias.
  • Optimo o total: es la cantidad de nutrientes suficientes para mantener las reservas en los tejidos.

Estos requerimiento o necesidades pueden variar de un individuo a otro y dependen de numerosos factores como puede ser la edad, el peso, el sexo, la actividad física, la situación fisiológica (embarazo, lactancia), estilo de vida, etc.

La cantidad de nutrientes que se deben ingerir también puede estar condicionada a los factores climáticos (temperatura, humedad, contaminación, etc.) o por otros relacionados a los alimentos como por ejemplo:

  • Biodisponibilidad y absorción del alimento.
  • Procesos tecnológicos y culinarios aplicados al alimento para ingerirlos
  • Procedencia y manipulación de los alimentos

Los requerimientos nutricionales se deben diferenciar de las recomendaciones nutricionales, en cuanto a que estas últimas se refieren a grupos de personas, poblaciones o colectividades sanas; es un concepto epidemiológico y sirve para comparar las necesidades con el consumo por cada habitante y así poder valorar el estado nutricional de una comunidad o también para aplicar en políticas alimentarias. Por lo tanto los requerimientos se refieren a individuos y las recomendaciones a poblaciones.

La definición de la Food and Nutrition Board National Reserch Council sobre recomendaciones nutricionales o ingesta recomendadas es que son: “Niveles de ingesta de nutrientes esenciales que, sobre las bases de conocimientos científicos, se juzgan adecuadas para mantener los requerimientos nutricionales de prácticamente todas las personas sanas”. Y de aquí surgen las tablas de IDR para los diferentes nutrientes que se utilizan para las poblaciones.

Energía

Todos los seres humanos necesitamos, para vivir y desarrollar nuestras actividades, un aporte continuo de energía, que es provista por los alimentos que consumimos a diario a través de la oxidación de los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas.  A la cantidad de energía que se produce por consecuencia de esta oxidación se la denomina valor energético o calórico de un alimento. Esta energía se mide en kilocalorías (kcal) o kilojulios (kj)

 1 kcal = 4,184 Kj

Todos los alimentos son fuentes potenciales de kilocalorías en cantidades variables, dependiendo de su contenido en macronutrientes. Las vitaminas, minerales y el agua no aportan energía.

El requerimiento energético equivale a la cantidad de energía que necesita cada individuo con una talla, composición corporal y un grado de actividad física compatible con una buena salud a largo plazo y para permitir un óptimo crecimiento en niños y adolescentes, de los tejidos en las embarazadas y la posterior lactancia. La suma de todos estos factores da el gasto energético total (GET) o requerimiento calórico total (RCT)

El balance de energía es la diferencia entre la energía que el individuo ingiere y la que gasta o consume. O sea que para mantener un peso corporal adecuado, este balance debe ser cero.

El GET o RCT es determinado por tres fracciones diferentes:

  • Gasto metabólico basal o tasa metabólica basal: lo constituye toda la energía necesaria para mantener todas las funciones vitales en reposo. En los niños también incluye el costo energético del crecimiento. Este es el mayor componente del GET ocupando entre un 60 y 70%. No todos los individuos tienen el mismo gasto metabólico basal, porque depende de la cantidad de tejidos metabólicos activos; como es el caso de la masa muscular, que es más activa que la masa grasa. Por lo tanto depende de la composición corporal, la edad y el género principalmente e intervienen también factores genéticos, temperatura ambiental, factores psíquicos, hormonales y ciertos procesos patológicos.
  • Termogénesis o efecto termogénico de la dieta: es la energía necesaria para realizar los procesos de digestión, absorción y utilización de nutrientes tras la ingesta de alimentos. Puede llevar entre un 10 y un 15% del GET, dependiendo de las características de la alimentación del individuo. Las proteínas son las que mayor termogénesis presentan (el 15-30% de la energía que aportan se pierden en forma de calor). La actividad física y el consumo de compuestos fenólicos: cafeína, teofilina, etc., incrementan este efecto.
  • Ejercicio físico o gasto debido a la actividad física: esta fracción es la más variable y hasta la más importante en ocasiones en modificar el GET. La actividad mental no consume energía.
VER TODO Añadir una nota
Tu
Agregue su comentario

Verificar Certificado