• Acceder
  • No hay productos en el carrito.

Plaguicidas o Pesticidas: los alimentos como portadores de agentes químicos.

En principio se debe aclarar que estas dos palabras son sinónimos, las dos tienen el mismo significado pero de procedencia distinta; la palabra pesticida proviene de la palabra en inglés “pest” que significa peste o plaga y de allí su derivado pesticida y la palabra plaguicida proviene de la palabra en español plaga. Ambas palabras termina en “cida” que significa, eliminar, aniquilar o matar.

Un plaguicida o pesticida es una sustancia química (orgánica, inorgánica o microbiológica), liquida o sólida, que se utiliza en la agricultura para combatir organismos vivos como hongos, malezas, insectos principalmente.

Estos surgieron por la necesidad de manejar poblaciones de organismos nocivos para la sanidad humana, cultivos, frutos y animales domésticos. Los pesticidas se pueden clasificar, según el tipo de plaga que atacan como:

  • Insecticidas: estos eliminan a los insectos como pulgones, minadores, cochinillas, etc.
  • Herbicidas: atacan las malas hierbas, sea de modo general o selectivo, dejando el cultivo sano y destruyendo el resto de las malezas.
  • Fungicidas: actúan contra hongos parásitos causantes de enfermedades en los cultivos (moteado, mildium, royas, etc.)

Todos los plaguicidas son o pueden ser tóxicos para el ser humano, pero lo son en diferentes grados y la toxicidad aparece por encima de ciertos valores. Depende también del compuesto químico con el cual está hecho el plaguicida y del organismo que está expuesto a este.

Hablar de dosis segura implica mucho más que afirmar que no provocaría una intoxicación. Los efectos de los plaguicidas varían mucho de un humano a otro, pueden tener efectos inmediatos o manifestarse con retardos de meses o años y pueden producirse efectos reversibles, persistentes o permanentes.

Luego de una exposición aguda o acumulativa a estas sustancias pueden ocurrir efectos leves, como sarpullido o adormecimiento de dedos; moderados, como crisis más frecuentes en asmáticos; o graves, como convulsiones. Entre las consecuencias irreversibles más severas se encuentran malformaciones congénitas luego de exposición prolongada durante el periodo de gestación, trastornos glandulares y cáncer. El rango de dosis capaz de producir efectos nocivos es muy amplio, pero como regla general se dice que a mayor dosis mayores daños.

Para asegurar que el uso de plaguicidas no tendrá efectos nocivos en la población, se han sancionado normas y establecido procedimientos que los fabricantes de esos productos deben respetar y cumplir para ponerlos en el mercado. Las entidades legalmente competentes deben evaluar si el producto es seguro en cuanto a su almacenamiento en centros de distribución, la manipulación del recipiente por parte del consumidor final, los procedimientos recomendados para su aplicación y de la distancia entre el área a tratar y las zonas residenciales.

Para reducir la exposición a través de los alimentos, la recomendación es lavar muy bien las frutas y verduras bajo la canilla, ya que es más efectivo que si se ponen en remojo en un recipiente. Y de esta forma se eliminan tierra, gérmenes y restos de plaguicidas que pudieran haber quedado.

Es importante aclarar que las plagas no se pueden controlar en forma eficaz sin el uso de plaguicidas. No hay en la actualidad plaguicidas exentos de riesgos para la salud humana y el ambiente. No hay agricultura moderna sin plaguicidas y sin la agricultura moderna no hay forma de alimentar a la población mundial.

VER TODO Añadir una nota
Tu
Agregue su comentario

Verificar Certificado