• Acceder
  • No hay productos en el carrito.

Motilidad del intestino grueso o colon

Este incrementa la absorción de agua, mantiene la flora bacteriana normal del colon que salva carbohidratos no absorbidos, al fermentarlos para producir ácidos grasos de cadena corta, que son los elementos energéticos preferidos de los colonocitos y controlan el tiempo de la defecación. Hay tres patrones motrices diferentes del colon. El patrón de motilidad del colon derecho (colon ascendente) es retrógrado y tiende a retener la masa fecal en el ciego y colon ascendente, para almacenamiento y absorción de líquido.

En la parte media del colon (colon transverso), el patrón motriz es lentamente retrógrado. La actividad contráctil poderosa del colon distal o descendente, mueve la masa fecal para la defecación. La ingestión de alimentos promueve el movimiento en masa de materia fecal dentro del colon, y esto se denomina “reflejo gastrocólico”. Esta respuesta comienza lentamente después de una comida, y persiste por una hora o más.

Secreciones gastrointestinales:

La secreción gástrica, en estado de salud, es estimulada al pensar en alimentos y por la acción de alimentarse (se le llama fase cefálica), también por la presencia de alimentos en el estómago, lo que da por resultado distensión y baño de luz por proteínas y otros componentes de la comida (se le llama fase gástrica), y por la existencia de aminoácidos dentro del intestino delgado (fase intestinal).

De estas tres la fase gástrica es cuantitativamente la más importante. La gastrina, que es liberada de las células G en el antro gástrico, estimula las células parietales en el cuerpo del estómago para secretar ácido clorhídrico. La inhibición de la secreción de ácido es resultado de la presencia del mismo ácido clorhídrico dentro de la luz gástrica, así como por grasa, ácido y glucosa hipertónica dentro de la porción proximal del duodeno. Varias hormonas y péptidos intestinales, como la somatostatina, secretina, colecistocinina, polipéptido inhibitorio gástrico y la neurotensina son también inhibidores.

La secreción pancreática, tanto como la gástrica, tienen una fase relacionada con la anticipación para la ingesta y masticación del alimento. Sin embargo, la estimulación más potente de la secreción pancreática es resultado de los nutrientes dentro de la luz duodenal. La glucosa estimula la secreción al máximo, aunque su efecto no es persistente. Los aminoácidos esenciales causan secreción enzimática constante submaxima, mientras que las grasas provocan secreción persistente máxima.

La colecistocinina (CCK), que es producida y liberada por las células intestinales cuando hay nutrientes presentes, estimula la producción de células pancreáticas y su liberación, así como la contracción de la vesícula biliar y la posterior liberación de sales biliares.

VER TODO Añadir una nota
Tu
Agregue su comentario

Verificar Certificado