• Acceder
  • No hay productos en el carrito.

Evaluación clínica

Su manejo es propio del área médica; se basa en el examen de los signos que se manifiestan pasando el horizonte clínico, es una metodología poco específica, tardía y muy subjetiva.

El examen clínico nutricional incluye el interrogatorio, el examen semiológico y una historia clínica completa además de un examen físico en busca de cambios relacionados con una nutrición inadecuada, que pueden verse o sentirse en la superficie epitelial de los tejidos, especialmente en piel, ojos, cabello, lengua, encías, uñas, abdomen o en los órganos cercanos a la superficie corporal como tiroides o glándulas parotídeas.

Evaluación antropométrica

Se ocupa de la medición de las variaciones en las dimensiones físicas y en la composición global del cuerpo humano. Como método diagnostico supera en sensibilidad a la clínica y ayuda a controlar el grado de desarrollo físico. Su utilidad se limita a la evaluación de las deficiencias globales o de la obesidad.

Las mediciones requieren personal entrenado para realizarlas y equipo sencillo como balanza para tomar el peso, pediómetro y estadiómetro para la talla, cinta métrica metálica flexible para tomar circunferencias y un calibre para medir pliegues.

La composición corporal puede estudiarse por diferentes niveles (atómico, molecular, celular, etc.) Pero en la práctica de la clínica nutricional el modelo más utilizado por su simplicidad es el de los compartimientos, cuya suma refleja el peso total del individuo. Se mide:

Masa Magra (MM)

  • Músculos
  • Huesos
  • Agua corporal

Masa Grasa (MG)

  • Tejido graso de reserva

Desde el punto de vista nutricional, la cantidad y funcionalidad de la masa magra son importantes porque permiten relacionarlas con el estado de las reservas proteicas. Muchas enfermedades clínicas y nutricionales afectan a este compartimiento, que influyen sobre la masa muscular que representa la mayor parte de masa muscular.

La masa grasa puede aumentar o disminuir según el caso; su incremento es típico en la obesidad, y su disminución produce delgadez por perdida de las reservas grasas normales.

 

VER TODO Añadir una nota
Tu
Agregue su comentario

Verificar Certificado