• Acceder
  • No hay productos en el carrito.

Absorción de nutrientes

Como ya hemos visto la digestión se produce principalmente en estómago y yeyuno y los nutrientes son absorbidos en el resto del intestino delgado; mientras que en el colon se absorben agua y electrolitos principalmente.

Los hidratos de carbono son absorbidos como monosacáridos en sitios adyacentes a las enzimas de las microvellosidades. La galactosa y la glucosa se absorben por medio de transporte activo y la fructosa lo hace por medio de difusión facilitada, en un proceso independiente de energía. La glucosa es transportada por una proteína portadora de membrana, contra un gradiente de concentración como resultado de cotransporte con sodio, que disminuye su gradiente de concentración.

Aunque la sacarosa se absorbe casi por completo en el intestino delgado, se halló que hasta un 20% del almidón escapa a la absorción del intestino delgado y entra al colon. Dentro de este último, las bacterias salvan este almidón por medio de fermentación y producción de ácidos grasos de cadena corta. Estos actúan como energético primario para los colonocitos.

Los dipéptidos y tripéptidos compiten por el transporte, aunque este proceso es más eficaz que el transporte de aminoácidos por separado. Una vez que los pequeños péptidos han sido transportados en los enterocitos, se hidrolizan a aminoácidos libres. Como sucede con la glucosa, hay cotransporte activo de aminoácidos con iones de sodio desde el intestino delgado.

Además, existen mecanismos portadores para grupos de aminoácidos que comparten características químicas.  Los péptidos pequeños se absorben en el yeyuno e íleon, aunque los aminoácidos son principalmente absorbidos en el yeyuno.

La grasa se absorbe de manera predominantemente en el duodeno y la porción proximal del yeyuno a través de difusión pasiva. La proteína que enlaza ácidos grasos que se encuentran en las vellosidades, dirige los ácidos grasos hacia el retículo endoplasmático de los enterocitos para su reestirificación. El transporte de lípidos de cadena larga sucede a través de los linfáticos, mientras que en el caso de los TCM es a través de la vena porta.

Algunos minerales y vitaminas se absorben por medio de procesos especializados. La absorción activa del calcio sucede sobre todo en el duodeno a través de una ruta transcelular dependiente de la vitamina C. Sin embargo, también se puede utilizar una ruta paracelular pasiva para el transporte calcio, que está presente todo a lo largo del intestino delgado. El hierro es absorbido de manera más eficaz en el duodeno.

En las microvellosidades, el hierro ferroso es oxidado a su forma férrica antes de interactuar con el portador de las microvellosidades. Esta vía para la absorción de hierro está controlada estrechamente, según la necesidad orgánica del hierro. EL zinc puede ser absorbido a través del intestino delgado, aunque la capacidad de absorción es mayor en yeyuno; tiene circulación enterohepática con secreción en la bilis y reabsorción subsecuente en la porción distal del intestino delgado.

El magnesio es absorbido en la porción distal del intestino y el en el colon. La absorción de vitaminas comprende también mecanismos de transporte especializados, algunos de los cuales están restringidos a determinadas regiones del intestino. Las vitaminas liposolubles A, D, E y K requieren bilis para su absorción. La vitamina B12 es protegida del ácido gástrico por unión a la proteína R, que se produce dentro del estómago.

Una vez que alcanza el intestino delgado, la vitamina es separada de la proteína y se combina entonces con el factor intrínseco, también un producto gástrico, para el tránsito por el intestino delgado. Este complejo es absorbido por las microvellosidades del íleon terminal.

El transporte de agua y electrolitos sucede en todo el intestino delgado y el colon, aproximadamente 2 lts de líquido entran en las vías gastrointestinales en forma de comida y agua, mientras que casi 7 lts son secretados en el intestino en la forma de secreciones salival, gástrica, pancreoticobiliar e intestinal.

De esta carga de líquidos, aproximadamente el 85% es absorbida en yeyuno e íleon y el resto en el colon que puede aumentar su capacidad de absorción cuatro veces más según las circunstancias. La permeabilidad del intestino delgado al sodio y al agua disminuye de manera proximal a distal.

En contraste el potasio se absorbe desde la porción proximal del intestino delgado y el colon distal, aunque es secretado desde la porción distal del intestino delgado y la porción proximal del colon. El cloruro es absorbido en intercambio para bicarbonato en íleon y colon.

En el colon el contenido intestinal semilíquido gradualmente se hace más sólido. Durante este periodo ocurre una considerable actividad bacteriana. Por medio de la fermentación y putrefacción las bacterias producen diversos gases y amoniaco que dan el olor característico de la materia fecal. Pero estas bacterias también producen beneficios como síntesis de ciertas vitaminas, especialmente la K y la B12.

VER TODO Añadir una nota
Tu
Agregue su comentario

Verificar Certificado